EDITORIAL OBSERVATORIO: Web 3.0, nuevas formas de colaboración.

A fines del siglo XIV (1390) un monje divulgó un tratado espiritual conocido como la “Nube del no saber” (Clowde of Vnknowyng, en dialecto del Northeast Midland).  Es una guía formidable que dispone a la mente hacia el silencio interior, para que el corazón sensible trascienda sus propias limitaciones y logre una total comunión con la realidad divina.  Lo curioso de este texto, es que no es solo un “manual” sino que es un texto que en sí mismo afecta la conciencia del lector: posee una representación semántica que guía el espíritu hacia lo Alto.  Si aquel monje conociera nuestro actual concepto Computación en la Nube (cloud computing, en inglés) también llamado servicios en la nube, informática en la nube, nube de cómputo o simplemente “la nube”, quizás nos haría algunas preguntas orientadoras para saber cómo este tipo de nube ayuda a crecer y madurar lo más profundo de la persona.  Aventuramos algunas preguntas que

Su voto: Ninguno Media: 5 (5 votos)

Objetivos 2021: Desafíos de nuestra sede para un año de incertidumbre. Rodrigo Lagos Reyes. Director de la sede San Joaquín de Duoc UC.

Comenzamos un año 2021 lleno de incertidumbres, pero con las experiencia y el aprendizaje que nos dejó el 2020. Al inicio de este año no teníamos la certeza de cuánto tiempo podríamos operar de manera presencial para avanzar en nuestras actividades prácticas planificadas para este semestre, además de cerrar aquellas que aún se encontraban pendientes del 2020.

En este tiempo de pandemia hemos tenido que replantearnos todo, no solo a nivel de nuestro sistema educativo, sino que también en todas nuestras actividades diarias. Sin embargo, para quienes trabajamos en educación, y en particular en Duoc UC, hay un aspecto que permanece inmóvil y que tiene que ver con el centro de nuestro quehacer, que son nuestros estudiantes. Tenemos la responsabilidad de formarlos para la vida, tanto profesional como personal.

Su voto: Ninguno Media: 4.7 (3 votos)

Apoyo e innovaciones académicas en ejecución dirigidas la comunidad de la sede San Joaquín. Julio Parraguez Isla. Subdirector Académico de la sede San Joaquín de Duoc UC.

¿Cuándo volvemos a las clases presenciales? Ha sido la pregunta que más de alguna vez la hemos escuchado tanto en nuestros equipos, docentes y estudiantes y si bien la respuesta nadie la tiene, es nuestro deber prepararnos para apoyar a nuestros estudiantes en este complicado escenario que hemos estado viviendo hace más de un año. La formación Técnico Profesional toma más relevancia que nunca en estos tiempos donde nuestros titulados están ingresando a un mundo laboral cada vez más exigente y con mayores desafíos, tal como los estamos viviendo día a día desde nuestras sedes, y principalmente  donde se dictan carreras con un alto componente de clases prácticas como las que provienen desde las Escuelas de Ingeniería y Salud, donde sin duda este componente práctico va  destinado al trabajo final con pacientes, como también máquinas y herramientas según cada especialidad y asignatura a cursar.

Su voto: Ninguno Media: 3.5 (2 votos)

Nuevos enfoques en tiempos de COVID-19. Sandra Flores Godoy. Directora de Carreras de Salud de la sede San Joaquín de Duoc UC.

Al pensar en lo aprendido durante este período de pandemia, la Primera Reflexión que tengo es “que sencillo era hacer clases presenciales”. Nunca hubiésemos pensado que la sala de clases, el taller, o el Centro Tecnológico eran nuestras zonas de confort, nuestros ambientes seguros para “formar personas” y, por lo mismo, no habíamos dimensionado la importancia del trabajo educativo que realizamos de manera presencial. La importancia de enseñar conceptos complejos de manera simple, evidenciando en las caras de nuestros estudiantes la comprensión y entendimiento de lo explicado, o la mayor confusión que les causaba una segunda explicación, que nos obligaba a una tercera y que, en el mejor de los casos, resultaba la adecuada para ese estudiante.

 

Su voto: Ninguno Media: 5 (3 votos)

EDITORIAL OBSERVATORIO: Educar para un mundo con incertidumbres.

Si observamos el mundo notamos, con claridad, la presencia de una consumada incertidumbre. Antes de la pandemia COVID-19 notábamos signos de vacilación, de dudas en todos los países frente a variadas convicciones de índole política, económica, social y cultural. El virus llegó a hacerlas más evidentes y, como suele suceder en la historia, ante eventos similares, las personas se inquietan y crece la desesperanza.

La verdad es que son momentos estelares de la humanidad en que ciertas verdades anuncian sus debilidades y emergen otras que intentan reemplazar a las antiguas y que suelen ser más atractivas para el estado evolutivo de las distintas sociedades. Sin embargo, no es cierto que todo se reconstruye y que lo nuevo emergente superará todo lo vigente. Nunca en la historia se ha transformado por completo, ni siquiera en un porcentaje significativo, la cultura en su ingente contenido.

Su voto: Ninguno Media: 5 (7 votos)