Marco normativo comparado para la regulación técnico profesional en Chile. Regulación Técnico Profesional en Alemania (segunda parte)

Marco normativo comparado para la regulación técnico profesional en Chile. Regulación Técnico Profesional en Alemania (segunda parte)

Alemania tiene una regulación específica desde el año 1869, mediante la dictación del Reglamento Industrial, el cual introdujo por primera vez, la obligación de asistencia a una escuela vocacional para trabajadores menores de 18 años. Estas escuelas fueron creadas para entregarles conocimientos básicos de lectoescritura y matemáticas a los jóvenes obreros, la mayoría de los cuales tenía un muy bajo nivel educacional.

100 años más tarde, con la publicación de la Ley de Formación Técnica del año 1969, se unificaron las diferentes regulaciones existentes. Esta nueva Ley, consideró los intereses del Estado, de los empleadores y de los trabajadores. De ahí en adelante, el Ministerio Federal de Educación e Investigación asumió a nivel central, el área de la Formación Técnica. También se consideró el involucramiento de los diferentes interlocutores sociales en todos los temas de la formación técnica, práctica que aún sigue vigente.

El Sistema Educativo Alemán se encuentra fuertemente regulado y supervigilado por los Estados Federales, es público y organizado libremente, financiado por el Estado y en su mayor parte es gratuito.

Tanto el estudio mismo, como la formación y los cursos de perfeccionamiento, son accesibles para todas las personas, siempre que se disponga del Certificado de Término del Colegio y de las aprobaciones formativas exigidas.

En consecuencia, el sistema de educación alemán se enmarca bajo la estructura desde los seis años, donde los niños se encuentran obligados a asistir al colegio. En la primera etapa,  los niños asisten a la escuela básica que dura cuatro años. Luego, en el “sistema segmentado” que sigue a la escuela básica, los tramos educacionales se dividen en distintos tipos de escolaridad. Una vez que los estudiantes egresan del colegio, existen distintas posibilidades de formación con reconocimiento estatal; La mayoría de los estudiantes opta por la universidad o la educación dual, siendo esta última una de las innovaciones de la ESTP.

El Modelo Dual consiste en un proceso de formación de los estudiantes de ESTP, que se realiza en dos ambientes de aprendizaje: el académico y el laboral, imponiendo un cambio en las metodologías de enseñanza, e instaurando un modelo más dinámico e integral. La formación técnica dura entre dos y cuatro años, según el oficio y la formación escolar previa, y se realiza en forma dual en dos lugares de aprendizaje: La teoría se enseña en las escuelas vocacionales y la práctica, en las empresas de formación.  El alumno recibe en la empresa una formación práctica. En la escuela se complementan los conocimientos prácticos con las bases teóricas. Las empresas contratan jóvenes, en calidad de aprendices, en una compañía en la cual se aplique la profesión u oficio que el alumno quiera aprender. A su vez, la empresa debe contar con maestros guías, quienes monitorean al alumno y supervisa su trabajo, en horario laboral normal, mientras dura el proceso formativo.  El empresario da al alumno las facilidades para que una o dos veces por semana pueda asistir a un Instituto de Enseñanza Profesional en el cual recibe y aprende todas aquellas asignaturas cuya naturaleza hacen más conveniente que se vean en una clase o laboratorio.

Ahora bien, en cuanto a la regulación, el Estado cuenta con tres grandes instrumentos: la Ley de Formación Técnica, el Currículo Marco y el Ordenamiento de Formación.

La Ley de Formación Técnica, establece condiciones marco uniformes a nivel federal para la implementación de este sistema de estudios. Esta ley regula, entre otras materias, los deberes de los estudiantes, las condiciones generales para que las compañías puedan ser formadoras, el reconocimiento de las mismas, los sueldos y/o remuneraciones de los aprendices y  la forma de evaluación. También, asegura los estándares de calidad y fomenta la aceptación nacional e internacional de los títulos técnico profesional.

A su vez, en el Currículo Marco, se establecen objetivos y contenidos de aprendizaje para las clases dictadas en las aulas de las escuelas vocacionales. Cada oficio dispone de un Currículo marco Individual. Teniendo en cuenta las distintas experiencias y nivel de formación previa de los estudiantes, el Currículo Marco se encuentra formulado en términos generales y abiertos. En consecuencia, los contenidos del currículo pueden variar entre los diferentes Estados Federados. Para que las dos instancias formadoras (la empresa y la escuela) se puedan coordinar de buena manera en términos de contenidos y de organización temporal, se requiere una relación estrecha entre los actores. En este contexto, es importante considerar la experiencia de los sindicatos y las empresas en el diseño del marco, junto con los steakholders más cercanos, ya que son ellos quienes mejor pueden evaluar qué contenidos se requieren, qué currículos se tienen que reformar, qué oficios nuevos se deben crear y cuáles se deben eliminar.

Por último, el Ordenamiento de la Formación, es el marco legal para la parte práctica del aprendizaje. Se diseña individualmente para cada oficio y contiene su denominación, el reconocimiento estatal, la duración de la formación, las habilidades y los conocimientos que se deben transmitir y los requerimientos mínimos que deberán contener las evaluaciones. Además, fija el plan marco para la formación y establece una estructura temporal y técnica sobre la forma en que se deben transmitir los contenidos durante la formación.

Ahora bien, según la profesión escogida, la Formación Técnica podrá dura de dos a cuatro años.

En cuanto a su financiamiento este es compartido por las empresas, que pagan una remuneración mensual a los alumnos aprendices entre trescientos y ochocientos euros, y el Estado que cubre los gastos de las Escuelas Técnicas Profesionales.

Por último, gracias a este sistema dual el porcentaje de jóvenes sin profesión o plaza de formación es relativamente bajo en Alemania. Dentro del grupo de 15 a 19 años tan solo se eleva al 2,3%., según la Oficina Federal de Estadística, 2013.

Se trata de una Formación Profesional vinculada sobre todo al sector industrial y de comercio, por lo que se trata de cualificaciones muy cercanas a un puesto de trabajo específico. Sin embargo, la Formación Profesional relacionada con servicios sociales y sanitarios se sigue ofertando en Escuelas de Formación Profesional a tiempo completo.

ANEXO 1: Procedimiento de coordinación de las condiciones para la regulación del Marco Legal.

(Formación dual en Alemania. Formar técnicos por medio de la teoría y la práctica. Eva Rindfleisch y Felise Maennig-Fortmann)

Ricardo Corona A. (Abogado Duoc UC)

Andrés Pumarino M. (Director jurídico Duoc UC)

Su voto: Ninguno Media: 5 (6 votos)