La Justificación de la inversión en educación superior en Iberoamérica

La Justificación de la inversión en educación superior en Iberoamérica

A mayor cuestión política clave es la educación acerca de la financiación de este sector. Quién, cómo y por qué se debe prestar la educación superior para se debaten en todo el mundo por los gobiernos, la comunidad académica, estudiantes, expertos y la sociedad civil. Este es el caso de Iberoamérica. Las reuniones de los jefes de Estado y los gobiernos tienen, en varias ocasiones, que se pronuncia sobre esta cuestión. Y dentro de las propias instituciones y en las calles de las principales ciudades de la región, estudiantes y profesores han expresado sus demandas de una mayor financiación. En este documento se aboga por la necesidad de financiar la educación superior común - entre el Estado y el sector privado (incluyendo a los estudiantes y sus familias), en una proporción que corresponde aproximadamente a los beneficios privados y sociales generados. La asignación propuesta de gasto público / privado (1:01) se basa en cálculos econométricos de los respectivos beneficios generados por la educación superior, con aproximadamente la mitad de los beneficios totales que eran privados y los demás beneficios sociales media y externalidades públicas. De esto se deduce que las IES deben ser financiados en la misma proporción, la diversificación de sus fuentes, de manera que el estado (los contribuyentes) y el sector privado (hogares o familias, los estudiantes y graduados) proporcionan el 50% cada uno. Sin embargo, lo anterior sólo tiene sentido si la educación superior puede garantizar que proporciona los beneficios privados y sociales esperados y las externalidades públicas. Los obstáculos que se interponen en el camino de lograr estas expectativas tienen que ser eliminados. Así que el Estado debe asignar recursos en función de la consecución de estos objetivos, y poner en práctica políticas que fomenten las instituciones para alcanzar los resultados y las normas propuestas. 

Autor: José Joaquín Brunner, Working Paper No. 319, OECD DEVELOPMENT CENTRE

ver texto completo

Su voto: Ninguno Media: 5 (1 voto)