La educación vespertina y su crecimiento explosivo desde el 2007 al 2014

La educación vespertina y su crecimiento explosivo desde el 2007 al 2014

En los últimos diez años los estudiantes y programas de estudios cursados en jornada vespertina han tenido un crecimiento cuantitativo notable. Es un fenómeno poco visible para el resto del país, pero si lo es para los que se desempeñan en clases que van desde las 19 y hasta las 23 horas. Así lo muestra el último estudio de la evolución de la oferta de matrícula 2007-2014 publicado por SIES el mes pasado, y que abordó a la totalidad de la educación superior vespertina en Chile. Esta columna editorial sintetiza los datos cuantitativos de dicho estudio y las consecuencias para las instituciones educativas.

El 2007 el 79,1% de las instituciones de educación superior impartía programas de estudios nocturnos; el 2014 este porcentaje se incrementó a un 88,1%. Asimismo, en el mismo período, los programas de estudios vespertinos crecieron de 3.284 a 5.687  (solo a nivel pregrado de 2.938 a 4.850). Si los diurnos habían aumentado un 31,2%, los vespertinos crecieron en un 73,2%. Con estas cifras, podemos concluir que el 38,8% de los programas de estudios dictados en Chile durante el 2014 tuvieron una jornada horaria nocturna.

El 2007 existían 182 instituciones de educación superior; a diciembre del 2014, 162 (16 estatales, 9 privadas Cruch, 35 universidades privadas, 44 IP y 58 CFT). En las universidades privadas el 100% impartió programas de estudios vespertinos; también lo hizo el 93,8% de las estatales y el 97,1% de las privadas del Cruch. Respecto a los IP, solo el 73,8% de ellos y el 89,7% de los CFT.

A nivel pregrado, las carreras técnicas son las que manifiestan una mayor alza creciendo un 78,5% en cantidad de programas de estudios vespertinos.; las carreras profesionales  aumentaron en esta jornada un 51,7%. Esto significa que de 1.467 carreras técnicas vespertinas el 2007, aumentaron a 2.618 el 2014; en los mismos años, las carreras profesionales crecieron de 1.471 a 2.232.

Cuando observamos a las instituciones que imparten este tipo de programas de estudios vespertinos, comprobamos que son los IP, universidades privadas y CFT quienes agrupan la mayoría de los programa de estudios. Respecto a la participación, los IP poseen un 48,1% y los CFT un 46,8%.

 Si miramos el fenómeno de crecimiento de la oferta educativa vespertina desde una perspectiva regional vigente el 2014, comprobamos que en las regiones III, XI y XII estos programas de estudios superan en número a los diurnos, situación inversa a las regiones VIII, IX y XIV. No deja de ser interesante que ya en la región metropolitana, el 41,1% de la totalidad de programas de estudios dictados son vespertinos.

Por área de conocimiento, Administración y Comercio, Tecnología y Derecho reúnen el mayor número de programas vespertinos el 2014 con una participación de un 51,3%,  47,7% y 44,3% cada una de ellas. Salud ha crecido en carreras vespertinas dictadas un 205,5% y el área de Ciencias Sociales un 117,3%.

En relación a la matrícula total, entre el 2007 y 2014 los estudiantes vespertinos aumentaron en un 112% y los diurnos solo un 38,8%. La participación de los estudiantes vespertinos respecto a la matrícula total creció desde el 2007 de un 20,2% a un 27,4% el 2014. La matrícula diurna en el mismo período bajó de un 77,6% a un 68,9%. Se puede visualizar que son las carreras técnicas y profesionales vespertinas las que muestran un mayor crecimiento de su matrícula, con un 133,5% y un 87,5% respectivamente. El 2007 habían 82.426 alumnos en carreras profesionales y 66.186 en carreras técnicas Este crecimiento ha implicado que la cantidad de alumnos matriculados en carreras técnicas el 2014 con 154.533 ha igualado a los matriculados en los vespertinos profesionales, 154.583. Por último, es significativo comprobar que casi la mitad de los que estudian carreras técnicas lo hacen en jornada vespertina y solo el 20 % de los que estudian en carreras profesionales lo hace en este tipo de jornada.

La matrícula de inicio entre el 2007 y 2014 creció un 80,4% en la jornada vespertina y la matrícula diurna aumentó solo un 27,2%. Curiosamente, esta tendencia de crecimiento en los vespertinos se detiene el 2013 en que  se matricularon 122.374 y el 2014 solo 121.029.

En términos regionales, la matrícula total vespertina creció en todas. En ocho regiones ( I, II, III, RM, VI, XI, XII y XV) la matrícula total de primer año corresponde a más del 30% de la matrícula total del 2014.

Si miramos las áreas de conocimiento y su matrícula de primer año vespertina, las que muestran un mayor crecimiento porcentual son: Educación, Ciencias Sociales, Tecnología, Salud y Administración y Comercio, siendo Tecnología y Administración y Comercio las que ya poseen más del 40% de la matrícula total en jornada vespertina.

Una primera observación a todas estas cifras nos muestra un cambio significativo respecto a la jornada horaria en que se están estudiando las carreras universitarias, profesionales y técnicas. La realidad es que el 27,4 % del total de estudiantes chilenos el 2014 lo está haciendo en jornada vespertina. Este hecho tiene consecuencias variadas y obliga a todas las instituciones de educación superior a observar con detenimiento este fenómeno.

Que los estudiantes por distintas razones estén optando por estudiar sus carreras en horario nocturno, implica que las instituciones deben diseñar currículum específicos reconociendo esta realidad de atender alumnos que trabajan y estudian simultáneamente; cuidar que sus docentes sean los adecuados y formados para educar en esta jornada horaria; pensar que su personal administrativo debe tener una dedicación especial para dar un buen servicio e integral a todos los estudiantes; hacer plenamente operativa su infraestructura para atender a miles de estudiantes; dado el menor tiempo disponible de los alumnos, pensar de qué manera se puede dar formación integral y no caer en una mera instrucción profesional; abordar el tema central de que son alumnos de mayor edad ( promedio 24 años) y que requieren un tratamiento distinto a los alumnos diurnos cuyo promedio de edad es menor…etc. Es un desafío enorme que nos obliga a adaptarnos para reconocer fehacientemente, con nuestras acciones y ocupación específica, que 1 de cada 3 estudiantes chilenos hoy son vespertinos.

Equipo editorial Observatorio Duoc UC

Su voto: Ninguno Media: 4.7 (15 votos)

Comentarios

Excelente aporte, felicitaciones al equipo editorial por los datos , las cifras y los desafíos que ello implica en el crecimiento de nuestra institución.

Saludos cordiales,

Jaime Mortara