Entrevista a +Francisco Javier Stegmeier Schmidlin. Obispo católico de Villarrica.

Entrevista a +Francisco Javier Stegmeier Schmidlin. Obispo católico de Villarrica.

¿Cuáles son los focos y más importantes objetivos en materia religiosa para la comuna de Villarrica?

Para la comuna de Villarrica, y más en general para la diócesis, los focos y más importantes objetivos en materia religiosa los puedo resumir en:

a) Intensificar el anuncio de Jesucristo, muerto y resucitado, como Salvador de todos los hombres. Para ello es necesario suscitar cristianos convencidos de la fe de modo que sean capaces de ser testigos convincentes, valientes e incisivos en la comunicación del evangelio a sus hermanos, primeramente en el propio ambiente de vida y, si es voluntad de Dios, también en la parroquia.

b) Renovar en los cristianos la fe en la Iglesia, en cuanto Ella es Cuerpo de Cristo, Pueblo de Dios y Sacramento Universal de Salvación. Se requiere una catequesis que haga ver la pertenencia a la Iglesia no como algo meramente institucional, sino más aún como miembro vivo de Ella por la profesión de la fe, los sacramentos y la comunión con sus pastores. Es muy importante recuperar el sentido católico de los sacramentos como signos eficaces de la gracia de Cristo.

c) Despertar en los fieles el ardor apostólico, nacido de la comunión de gracia con Jesucristo y con la iglesia católica.

d) Recuperar entre los católicos, especialmente entre los jóvenes, la esencial relación entre el sacramento del matrimonio, el uso de la sexualidad y la transmisión de la vida.

¿Qué logros educativos usted valora en su comuna?

Los logros educativos en Villarrica son similares a los de Chile, en general. Destacaría principalmente que la mayoría de los niños y jóvenes tiene la oportunidad de estudiar y que hay algunos colegios con un proyecto educativo inspirado en el orden natural establecido por Dios y en la concepción cristiana de la persona humana y su dignidad.

¿Cómo se prepara la Iglesia para enfrentar con éxito la revolución 4.0 que está en marcha en el ámbito cultural y laboral?

No puedo responder a nombre de la Iglesia, pero si puedo decir que los colegios dependientes directamente de la Diócesis de Villarrica quieren implementar una educación que realice el mandato de Cristo dado a la Iglesia de anunciar el evangelio a todas las personas, para que el Espíritu Santo suscite en los alumnos, sus familias y todo quienes participan del proyecto educativo la gracia redentora que los libere del pecado, les comunique la vida divina, les infunda la esperanza del Cielo y les haga ser evangelizadores de la cultura  y de la historia. Con este fin se quiere formar a las personas en el amor a la verdad, al bien y a la belleza, procurando que cada uno realice en su vida la voluntad del Padre. En definitiva, solo personas que reconozcan a Dios como el Creador de todas las cosas, podrán hacer un buen uso de todo aquello que ha sido puesto en sus manos para ser administrado para la mayor gloria de Dios, la propia santificación y el bien de los demás.

¿A su juicio, dónde están las dificultades y oportunidades en un mundo que plantea tan diversas cosmovisiones de vida?

La mayor dificultad es que se ha perdido el punto de referencia capaz de unir en un solo proyecto común la pluralidad de iniciativas legítimas en la construcción de una sociedad en la que todos tengan su lugar, en el respeto de la dignidad inherente a toda persona humana y de acuerdo a la vocación específica de cada uno. Si el punto de referencia de la cosmovisión de la vida no es el Dios vivo y verdadero, es imposible lograr una convivencia verdaderamente humana, que asegure la justicia a todos sus miembros, especialmente a los más débiles e indefensos.

Para la Iglesia, como en toda época, es el momento histórico oportuno para seguir anunciando qué solo en Dios se encuentra el bien de la persona y de la sociedad y que es verdad lo dicho por el Señor: “Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y al que tú has enviado, Jesucristo” (Jn 17,3).

 ¿Qué aspectos de los mensajes y orientaciones del Papa Francisco son de su especial interés para promover en la comuna de Villarrica?

Todo lo que diga el Papa Francisco tiene que orientar la pastoral de la Iglesia. En el caso de la Diócesis de Villarrica hay que destacar la necesidad de ser una “Iglesia en salida”, de anunciar la alegría del amor vivido en el sacramento del matrimonio y en el seno de la familia, el reconocimiento de la piedad popular como expresión auténtica de la fe, la vivencia de la fraternidad en Cristo entre personas de distintas razas y culturas, el desarrollo de una ecología integral que reconozca a Dios como Creador de todo y al hombre como el centro de la creación.

¿Qué espera de Duoc UC para su comuna? ¿Cómo se puede aportar para la difusión y apoyo para aumentar la fe en Jesucristo?

Lo que espero de Duoc UC es que se distinga por su identidad netamente católica. Para ello se necesitan profesores apóstoles de Cristo que ayuden a los alumnos a descubrir la belleza de la fe cristiana, el sentido de la pertenencia a la Iglesia, la propia vida como una vocación de Dios y la misión que se debe realizar en el mundo. 

Uno de los grandes dramas de nuestra patria, todavía con una población mayoritariamente católica es la amplia aceptación del liberalismo ideológico que privatiza la fe, la reduce al ámbito estrictamente individual y la separa, e incluso la opone, a los ámbitos de las relaciones sociales, educativas, económicas y políticas.

Duoc UC tiene por misión hacer que sus egresados sean hombres y mujeres de fe. Apóstoles de Cristo en todo lo que hagan, sobre todo hoy en el mundo de la familia, la educación, la cultura, la política, la economía y la sociedad. No se puede renunciar a la misión del cristiano de ser luz, sal y levadura del mundo (cf. Lc 13,20-21; Mt 5,13-14).

La formación integral es esencial para Duoc UC. ¿Qué esperaría usted que potenciara como marco valórico nuestra institución?

La educación católica debe ser siempre integral, pues debe abarcar a la persona humana en todas sus dimensiones. Duoc UC debe reconocer a Dios como creador del hombre y de la mujer, creados a su imagen y semejanza (cf. Gn 1,26), pero, a causa del pecado, necesitados de la redención de Jesucristo. A la luz de la sana filosofía y de la palabra de Dios ha de reconocer la dignidad inherente a toda persona, su dimensión social y su vocación a la participación de la vida divina, ya en la tierra a través de los sacramentos cristianos y plenamente en la visión de Dios en el Cielo.

Según esto, espero que Duoc UC, además de impartir carreras con altos estándares de calidad, forme hombres y mujeres que vivan de acuerdo con la dignidad propia de la persona y conozcan, amen y sirvan a Jesucristo como Señor y Redentor. Como tanto insiste el Papa Francisco, Duoc UC tiene que hacer descubrir en los jóvenes que la misericordia del Corazón de Cristo es la única fuente de una vida plenamente feliz. 

Su voto: Ninguno Media: 4.4 (10 votos)