El Desafío de las Competencias Blandas

El Desafío de las Competencias Blandas

Las competencias blandas se han convertido en un lugar común a la hora de hablar de empleabilidad y desarrollo profesional. Desde hace algunos años se ha ido convirtiendo en un requerimiento básico para cualquier postulante a un trabajo o para quienes quieran escalar posiciones dentro de sus organizaciones.

Basta mirar los avisos en el diario para encontrar párrafos cómo el siguiente: “Necesitamos jóvenes que cuenten con habilidades blandas: flexibles, proactivos, responsables, que tengan pensamiento crítico y capaces de entregar soluciones”.

Las habilidades blandas se han transformado en un elemento diferenciador que perfectamente permite que alguien alcance la terna para cualquier puesto de trabajo.

La pregunta es por qué han ido adquiriendo tanto protagonismo. ¿No son más importantes los conocimientos o competencias profesionales para desempeñarse adecuadamente en un puesto de trabajo? Siguen siendo relevantes, pero con el aumento de la cobertura y de la oferta educativa han dejado de ser el elemento distintivo.

Tomemos como ejemplo la música. Las sinfonías de Beethoven son las mismas, pero algunos prefieren la interpretación de Claudio Arrau y otros se quedan con Roberto Bravo, a la hora de comparar chilenos.

El trabajo a realizar puede ser el mismo, pero la interpretación puede ser distinta. Y en esta interpretación que contiene elementos de flexibilidad, proactividad, responsabilidad, pensamiento crítico y efectividad en la entrega de soluciones se encuentra la diferencia.

A partir del próximo año la prueba PISA incluirá el “trabajo colaborativo”. Se trata de una habilidad blanda que es fundamental para que un equipo multidisciplinario cumpla sus metas y objetivos. Como sabemos la OCDE realiza en varios países el  Program for International Student Assessment (PISA). Cada tres años toma exámenes para analizar el rendimiento de estudiantes de 15 años. De lo último, se desprende que la habilidad blanda del trabajo colaborativo es importante ya en la época escolar.

¿Dónde se forman las habilidades o las competencias blandas? ¿Deberían formar parte del perfil de ingreso de cualquier estudiante de la educación superior? En la actualidad no es así. Tanto, que las empresas solicitan trabajar en conjunto con los centros de enseñanza escolar y de educación superior para que los estudiantes las descubran, desarrollen y potencien.

Esto es un trabajo que debería comenzar a realizarse desde el currículum escolar. Loreto Fontaine, que trabajó como coordinadora nacional de la Unidad de Currículum y Evaluación del Ministerio de Educación, plantea la importancia de desarrollarlas en este período.

El Pensamiento Crítico permite procesar información, sacar conclusiones y tomar decisiones.

El trabajo en equipo facilita que el alumno se desempeñe de manera colaborativa con sus pares.

La creatividad es necesaria tanto para proponer nuevas ideas, como para buscar soluciones ingeniosas a problemas propuestos.

El liderazgo es la capacidad para dirigir a sus pares y tener habilidad para comunicar sus ideas eficazmente.

Desde el mundo laboral, Alvaro Vargas, gerente general de Trabajando.com, que  inauguró el Año Académico 2014 de la sede Plaza Oeste, señaló que existen cuatro claves para construir empleabilidad: Autoconocimiento, Plan de carrera, Estudios y superación de brechas, y Marketing Personal. El Autoconocimiento incluye las motivaciones, los gustos, saber para qué uno es bueno, análisis Foda y las habilidades blandas.

Parece que todos están de acuerdo en que no da lo mismo cómo se interpreta las sinfonías de Beethoven para lograr los objetivos propuestos.

La educación superior técnico profesional y en concreto Duoc UC se ha hecho cargo de este requerimiento.  Hace algunos años (2002) se levantó el Diccionario de Referencia de Competencias Laborales Blandas. Este documento fue parte del desarrollo de Planes de Estudio en Base a Competencias Laborales.

Las competencias levantadas incluyeron aquellas que dicen relación con las capacidades cognitivas y habilidades intelectuales que se relacionan con aquellas exigencias laborales en las cuales está presente el uso de la inteligencia general y las aptitudes mentales específicas. En este grupo se incluye el juicio crítico, pensamiento analítico, pensamiento conceptual, pensamiento relacional.

El segundo grupo reúne las competencias que se relacionan con las habilidades conductuales que se expresan en comportamientos laborales específicos en las relaciones con personas.

Aquí se encuentran:

Comunicación oral y escrita (Persuasión): Capacidad de transmitir ideas en forma oral y escrita, dentro del marco laboral, de acuerdo a las normas de ortografía, gramática y redacción de la lengua española; utilizar adecuadamente el vocabulario común y el vocabulario ad hoc de la profesión; tener claro los elementos que participan en el proceso de comunicación y ser capaz de adaptarse a diferentes audiencias; comprender que la comunicación persuasiva es esencial en el logro de los objetivos de la organización y personales.

Liderazgo: Capacidad de dirigir un grupo de personas de forma que trabajen eficientemente. Muestra la intención de asumir el papel de líder de un grupo o equipo de trabajo. Implica el deseo de guiar a los demás; establecer el orden del día, el objetivo de los trabajos, controlar el tiempo, asignar turnos de uso de la palabra; mantener alta la motivación del grupo; asegurar que las necesidades materiales y socio-afectivas estén cubiertas; actuar como modelo a seguir para los demás.

Trabajo en equipo y colaboración: Es la genuina intención de colaboración y cooperación con otros; capacidad de formar parte de un equipo, trabajar juntos, como opuesto a hacerlo individual y competitivamente; utilizar habilidades de comunicación que facilitan la participación en el equipo; estar atento a la resolución de los conflictos que se puedan generar en el equipo, y ayudar a enfrentarlos; desarrollar el espíritu de equipo.

Organización del Trabajo: Es la habilidad de ejecutar trabajos siguiendo normas y secuencias planificadas de acciones; actuar de acuerdo a un plan establecido; administrar en forma eficaz y eficiente de los recursos disponibles; aplicar técnicas de planificación y control de procesos.

Se definió un tercer grupo para las Competencias que dicen relación con rasgos de la personalidad que incluyen aquellas que están fundadas preferentemente en una predisposición general a conducirse o reaccionar de un modo determinado.

En cuarto lugar se definieron las competencias que dicen relación con actitudes valóricas, en donde se incluyeron las competencias que derivan del ejercicio laboral de ciertas actitudes (virtudes), ya basadas en creencias profundamente enraizadas o como resultado de procesos de mediación cultural, que implican la educación y formación de hábitos.

Se agruparon en éstas:

Compromiso: Capacidad y voluntad de orientar los propios intereses y comportamientos hacia las necesidades, prioridades y objetivos de la empresa en que se labora. Supone actuar de forma que se consigan los objetivos de la organización o se satisfagan las necesidades de ésta. Puede manifestarse al poner la misión de la empresa por delante de las preferencias y objetivos laborales individuales.

Ética – Integridad: Implica actuar éticamente en el trabajo sin mentir ni engañar; no ocultar información relevante; respetar la confidencialidad de la información personal y de la organización, y no utilizarla en beneficio propio; actuar en consonancia con lo que se considera importante. Incluye comunicar las intenciones, ideas y sentimientos abierta y directamente, y el estar dispuesto a actuar honestamente incluso en negociaciones difíciles con agentes externos, asumiendo sus consecuencias.

Orden y Calidad: Capacidad de ejecutar acciones y actividades en forma esmerada y prolija, preocupándose de mantener su lugar de trabajo en forma pulcra, limpia y ordenada. Preocupación por la calidad del trabajo expresada en las formas para el seguimiento, revisión e información del mismo, y la insistencia en la claridad de los procedimientos, roles y funciones asignadas.

Responsabilidad: Disposición a actuar en pos de la consecución del cumplimiento de tareas, compromisos u obligaciones adquiridas por él mismo, asignadas por sus superiores y/o por las personas a su cargo. Tiene clara conciencia del cuidado de los bienes que se le han asignado para la realización del trabajo. No se compromete con actividades que no pueda realizar en los plazos solicitados.

Duoc UC ha incluido varias de estas competencias tanto en las asignaturas de sus programas transversales, que entregan competencias básicas y de empleabilidad, como en asignaturas de competencias técnicas. Y lo ha realizado haciéndose cargo de nuestra Misión: "Formar personas en el ámbito técnico y profesional, con una sólida base ética inspirada en los valores cristianos, capaces de actuar con éxito en el mundo laboral y comprometidas con el desarrollo del país".

El desafío que se presenta es cómo abordar y formar en competencias blandas a los actuales estudiantes de la educación superior que son distintos a los de hace algunos años. El mundo laboral da cuenta de ello y advierte que las habilidades blandas no siempre forman parte de la preparación profesional y personal de los egresados. Hay que estudiar cómo actualizar, integrar curricularmente y potenciar a través de las habilidades o competencias blandas la empleabilidad de los egresados de Duoc UC. La meta será lograr que nuestros alumnos interpreten de la mejor manera posible las sinfonías de Beethoven.

Carlos Rubilar

Director Formación General Duoc UC

Su voto: Ninguno Media: 4.8 (17 votos)

Comentarios

Cada dia se hace relevante adquirir o entender a que se refiere una habilidad o una competencia blanda; en todos los rubros en los que he realizado relatorias de este tema; algunos profesionales jovenes, otros con cargos que necesitan "comunicarse" de manera asertiva, con respeto, con actitud positiva, capacidad de resolver problemas, trabajar en equipo; desarrollar pensamiento critico..o simplemente actos de buena crianza....o quizas ser empatico.
Ya no existen, espero que el enfoque a los futuros profesionales en cuanto a estas competencias sea el que mas les ayude el dia de mañana a desarrollar estas "habilidades"
Saludos Cordiales