El camino de un consejero de Carrera en la sede Plaza Vespucio de Duoc UC. Felipe Alberto Sandoval Cañete. Coordinador Asuntos Estudiantiles de la sede Plaza Vespucio de Duoc UC.

El camino de un consejero de Carrera en la sede Plaza Vespucio de Duoc UC. Felipe Alberto Sandoval Cañete. Coordinador Asuntos Estudiantiles de la sede Plaza Vespucio de Duoc UC.

Al percatarme de la dedicación y el tiempo que asigna Duoc UC para potenciar el liderazgo estudiantil quedé gratamente sorprendido. No solo porque otorga el espacio adecuado y las instancias para que puedan trabajar plenamente los alumnos, sino también debido a su enfoque en la formación integral de los mismos, capacitando y fomentando el desarrollo de la comunicación, el trabajo en equipo y el liderazgo.

El camino que debe recorrer un consejero no es nada fácil, dado que debe responder a toda su carga académica como alumno y también ser capaz de distribuir su tiempo para todas las actividades que se planifican para estos futuros líderes; es decir, reuniones con sus directores, salidas a terreno, talleres dedicados, proyectos, comisiones, asambleas, etc. Es un camino y un ritmo que no todos pueden seguir. Donde los más dedicados e interesados en potenciarse son aquellos que logran ver el valor real que esta actividad extracurricular aportará en su vida; es decir, la adquisición de una visión y herramientas que enriquece su experiencia educacional ya que al enfrentar el mundo laboral que cada día se vuelve más competitivo, se torna crucial el cómo te diferencias del resto. ¡Incluso hay alumnos que estudian, trabajan, y también son consejeros!

Ciertamente, cada vez que se presenta la instancia de poder cruzar una palabra con algún consejero fuera de lo académico, intento comunicarle lo valioso que es para su futuro formar parte de esta linda representatividad y alineamiento como consejero, el valor que le suma a su perfil profesional, y que aprovechar todas las herramientas que les entrega su Casa de Estudios les puede cambiar la vida haciendo la diferencia en una entrevista de trabajo para optar al puesto que quieren conseguir.

A comienzos de este año, las bases con las cuales son electos los consejeros fueron modificadas, obligando a tener mínimo de votos y representantes por Carrera. Este nuevo escenario me generó una incertidumbre sobre el real interés que tendrían los consejeros candidatos. Después de realizar el conteo de votos, para saber quiénes serían los consejeros electos, pensaba cómo sería mi primer encuentro con ellos. ¿Cómo serán? ¿Cuánta motivación tendrán? ¿Realmente les interesará trabajar como un consejero de Carrera? ¿Sabrán que implica ello? Sabía que más temprano que tarde lograría conocerlos a todos y tener un panorama de esta nueva camada de líderes. Como en todo orden natural, me encontré con personas muy motivadas y con ganas de trabajar, pero también con otras que no tanto.

Después de la investidura donde los consejeros son reconocidos como tales en una ceremonia solemne, se realizó inmediatamente una salida a terreno en la primera actividad planificada como consejeros, un outdoor al Sureste en el cajón del Maipo, donde estos potenciales líderes serían puestos a prueba y capacitados para enfrentar los desafíos preparados para ellos, fortaleciendo sus habilidades de liderazgo. Ese día, la energía y el entusiasmo se podían sentir en el aire. Resulta inspirador que estos alumnos hayan llegado con la predisposición de tener una experiencia amena y gratificante que se reflejó en la complicidad y la facilidad de relacionarse entre sí, considerando que era el inicio del año académico y todos consejeros nuevos, de distintas Carreras, donde nadie se conocía.

Luego del inolvidable trabajo realizado en la salida a terreno, llegó la hora de comenzar a formar proyectos de trabajo con los consejeros. Proyectos en los cuales deben aportar a la comunidad de estudiantes del Duoc UC de nuestra Sede.  Para formalizar todas las intenciones e ideas que ellos tenían, los convoque a una asamblea donde les propuse conformar comisiones de trabajo con temas específicos críticos para la Sede donde podrán dedicarse y trabajar en la que más les interese. Propuse cinco comisiones: servicios estudiantiles, reciclaje, comunicación, vida sana y actividades hito. Los alumnos me plantearon una sexta comisión: La Comisión Solidaria. Esta idea me pareció excelente y sin lugar a duda se consolidó formalmente. Dicha comisión será la mano derecha de la Pastoral de nuestra Sede, tomando como pilar fundamental que para ayudar al prójimo no se requiere pertenecer a una religión.  

Durante las vacaciones de invierno, algunos consejeros destacados fueron seleccionados para participar en la escuela de líderes. Esta fue una jornada intensa de trabajo que duró dos días en el hotel Colinas de Cuncumen organizado centralmente, donde fueron capacitados teórica y prácticamente con diversas actividades.

Creo firmemente que con la guía adecuada y fomentando la autogestión, los consejeros pueden lograr grandes cosas. Las comisiones han sido un éxito y la participación en estas es la más alta en comparación a todas las actividades que se han realizado para ellos. También he notado que se mantienen en constante comunicación y hacen reuniones de trabajo en la sala de consejeros que tenemos especialmente acondicionada en el punto estudiantil de la Sede para ellos.  Además, se sienten realmente incluidos, escuchados y se nota la dedicación que se toman para poder realizar todas estas actividades que requieren de bastante tiempo.

Considerando que estamos en la mitad de la planificación, espero que todos los consejeros puedan contagiar con las mismas ganas de participar a sus compañeros, y pasemos a una nueva generación en la que participar no sea solo por cumplir.

Durante nuestras reuniones, todas las comisiones se han comprometido a presentar y ejecutar sus proyectos este segundo semestre, y me hace estar expectante al impacto que podrán lograr en la comunidad estudiantil de nuestra Sede.

Lunes 12 de agosto de 2019.

Su voto: Ninguno Media: 5 (3 votos)