EDITORIAL OBSERVATORIO. Sede Antonio Varas 2017: la mirada de su Director, un Director de Carrera y un docente de aula.

EDITORIAL OBSERVATORIO. Sede Antonio Varas 2017: la mirada de su Director, un Director de Carrera y un docente de aula.

A inicios de 1989 Duoc UC adquirió el edificio del colegio Deutsche Schule con una inversión de 120.000 UF. Contaba con 10.000 metros construidos y 10.000 de terreno. Poseía 40 salas, un auditórium y un gimnasio[1]. Al año siguiente inicia sus actividades académicas y celebra el 28 de octubre a sus primeros titulados en su aula magna, con asistencia de todos los miembros del cuerpo directivo de la Fundación Duoc UC[2].

Las tres columnas que publicamos esta semana nos muestran algunos rasgos de la vida de la sede Antonio Varas durante el 2017. Nos interesaba conocer la visión de su Director y su evaluación de los hitos de la Sede durante el año; también queríamos obtener la mirada de uno de sus directores de Carrera para que sintetizara las tareas esenciales del año; por último, la reflexión de un profesor destacado de la Sede que nos levantara un perfil de los estudiantes desde la perspectiva de su particular experiencia con ellos en estos años. Así logramos cuidar la memoria institucional y aportar experiencias y conocimientos a la institución y a todos los interesados en conocer la vida cotidiana de una sede técnico profesional.

La columna del Director Farid Elfar nos muestra una síntesis de algunos datos cuantitativos de los logros de la Sede al expresar: ”al 31 de marzo la Sede contaba con más de 8.000 estudiantes en sus 3 escuelas y más de 15 planes de estudios, impartidos en modalidad presencial y semi presencial, tanto en jornada diurna como vespertina. En lo que respecta al cumplimiento de vacantes de inicio se llegó a un 97% de cobertura, siendo la cobertura en carreras presenciales de un 98,5% y en las carreras semi presenciales de un 95,7%. A ello se suma la retención que logramos, gracias a la implementación y uso de distintas estrategias y herramientas, que disminuyeron la deserción de los estudiantes, lo cual significa que tanto jóvenes como sus familias podrán cumplir sus sueños y proyectos de vida. En esta línea, Antonio Varas logró aumentar en un punto porcentual la retención de estudiantes a nivel total en el periodo 1-2017, llegando a un 7%”.

También es notorio que uno de sus focos de trabajo fue aumentar la vinculación con su entorno y destaca el trabajo conjunto con la ilustre Municipalidad de Providencia y la de Peñalolén. Asimismo, otro de sus objetivos ha sido aportar al proceso formativo de los estudiantes y en esta línea de trabajo destacan las experiencias e innovaciones COMANDANT, APP VARAS y un Software de inventario para empresas gastronómicas.

 La columna de Luis Binfa, Director de Carreras de la Sede, nos muestra cómo dos reformas nacionales (Laboral y Gratuidad de estudios) impactan en la formación de nuestros estudiantes. De este modo, organizaron charlas, capacitaciones y seminarios cuya finalidad fue ilustrar a directivos, docentes y estudiantes del contenido, efectos e impactos en su formación. Se logró entonces que las carreras de Ingeniería en Administración de Recursos Humanos y la de Administración de Recursos humanos se actualizaran para lograr mejorar la empleabilidad de los egresados de las respectivas Carreras. También se perfeccionó y aumentó la entrega de información a los estudiantes sobre todo lo relacionado con la Gratuidad que los beneficia e impacta en la institución.

El docente José Tapia en sus reflexiones sobre sus estudiantes, nos enuncia y nos explica cómo ha evolucionado el perfil de nuestros estudiantes y de las dificultades y desafíos que enfrenta la docencia para educar a los nuevos estudiantes. Nos expresa: “En las interacciones diarias me encuentro con todo tipo de personalidades, inquietudes, intereses, preguntas y comentarios que permiten inferir una amplia gama de posibilidades, desde los que quieren ser mejores profesionales y avanzar para demostrar en sus círculos sus esfuerzos y sacrificios de viajar, estudiar y trabajar,  con aquellos pocos que aún no saben porque están aquí y entre estos extremos está la mayoría de nuestros alumnos”. Nos manifiesta asimismo que la tecnología aporta como también afecta el proceso formativo que se imparte al señalarnos que “Esta competencia con los dispositivos móviles en las clases es una competencia tan desleal que a veces pienso que necesitan respirar a través del aparato”.

Termina su columna el docente, sugiriendo una clasificación de tipos de alumnos que de suyo es novedosa y fruto de su propia experiencia en las aulas. Nos distingue a los estudiantes emprendedores, los cuenta cuentos, los con problemas personales, los que llegan siempre tarde, los hiperconectados, los que trabajan, los conversadores y los que se esfuerzan por aprender. Sin duda estos son rasgos que pueden presentarse más de alguno de ellos en un mismo alumno y esto nos permite visualizar y comprender las exigencias pedagógicas que les demanda a los docentes hoy el impartir con eficacia su proceso de enseñanza y aprendizaje.

 Con estas columnas creemos que estamos aportando a conocer parte sustancial de lo que hoy sucede en la institución en cada uno de sus sedes, con la mirada de tres de sus actores relevantes: su Director, uno de sus  directores de Carrera y uno de sus docentes.

Lunes 13 de noviembre de 2017.

EQUIPO EDITORIAL OBSERVATORIO.

 


[1] Cuenta Anual rectoría Duoc UC 1988-1989. http://observatorio.duoc.cl/sites/default/files/1988-1989_cuenta_anual_rectoria_duoc_uc_a_pontificia_universidad_catolica_de_chile.pdf

 

[2] Rafael Vicuña Errázuriz, Matko Koljatic Maroevic, Joaquín Lavín Infante, Óscar Mimica, Rodrigo Alarcón Jara, Aníbal Vial Echeverría y Jaime Alcalde Costadoat.

Su voto: Ninguno Media: 5 (7 votos)