Dirección de Formación General: Sello Distintivo en el Proyecto Educativo Duoc UC

Dirección de Formación General: Sello Distintivo en el Proyecto Educativo Duoc UC

La formación integral se ha transformado en un lugar común en el mundo de la educación. Muchos la prometen. Pocos la explican y son menos los que entienden de qué se trata.

En Duoc UC buscamos formar personas para el mundo del trabajo. Esto significa  entregar a nuestros estudiantes una serie de herramientas que les permitan adaptarse, desenvolverse y desarrollarse profesionalmente con un sello distintivo. Es en nuestra Misión donde se encuentra ese sello: “Formar personas en el ámbito técnico y profesional, con una sólida base ética inspirada en valores cristianos, capaces de actuar con éxito en el mundo laboral y comprometidos con el desarrollo del país”. Conjuntamente, el desarrollo del país exige contar con profesionales que se caractericen por su flexibilidad, responsabilidad, por ser proactivos, por su pensamiento crítico y por ser capaces de entregar soluciones. Estas exigencias son las que se suelen solicitar a la hora de requerir profesionales. En Duoc UC somos conscientes que no bastan las competencias de especialidad para alcanzar el perfil de egreso que necesita Chile en la actualidad.

Por esta razón, nuestros estudiantes reciben una formación adicional a través de asignaturas transversales que abordan competencias básicas y de empleabilidad o genéricas, además de una formación antropológica y cristiana que responde a la Misión Institucional.

A través de los programas de Ética, Formación Cristiana, Lenguaje y Comunicación, Matemática, Innovación y Emprendimiento e Inglés, que integran la Dirección de Formación General de Duoc UC, nuestros estudiantes adquieren herramientas diferenciadoras que les permiten alcanzar la terna para cualquier puesto de trabajo.

Estas competencias a veces son reconocidas en el mundo del trabajo como habilidades o competencias blandas. La formación que entregamos va más allá.

La pregunta es ¿por qué cada día resulta más necesaria esta formación adicional para el éxito en el trabajo?. Lo primero es destacar que al buscar formar una persona integral, se aspira a que ella se desenvuelva con éxito no solo en el ámbito laboral, sino que en todos los aspectos de su vida: personal, familiar y social, entre otras facetas. El hombre es uno solo y no se puede dividir según la función o lugar donde se desempeñe. Esta es la premisa básica con la que trabajamos. Y esta es la premisa de los proyectos y lineamientos de la Dirección de Formación General para el futuro.

Es importante tener la claridad de que nuestra primera tarea es formar personas. En este marco se encuentra el desafío que el Cardenal Arzobispo de Santiago le planteó a la institución hace algunos meses. La formación integral implica formar personas concretas. Y esa es la preocupación de Monseñor Ezzati. Nos ha pedido que trabajemos cómo hacer más pertinente a la realidad de nuestros estudiantes la formación que se entrega en los programas de Ética y Formación Cristiana. La idea que nos ha transmitido es que ambos programas son verdaderos tesoros que debemos cuidar y saber proponer a los estudiantes. Este año hemos trabajado en un diagnóstico con el Instituto Pastoral Apóstol Santiago y la Vicaría de la Educación. Para el 2015, el desafío será ver como acercamos más a nuestros estudiantes a estos planes de estudio. Es un gran desafío que además busca responder de la mejor manera posible a nuestra misión institucional. Ahora, el sello que queremos profundizar en ellos es ya reconocido en el mundo del trabajo. Nuestros estudiantes se distinguen por la formación antropológica y cristiana que han recibido. Los empleadores reconocen este elemento y por esta razón a la hora de la selección, los egresados del Duoc UC corren con ventaja.

Nuestra intención es dar más pasos para ayudar aún más en los procesos de selección de las empresas. En la Dirección de Formación General tenemos claridad que la empleabilidad de nuestros estudiantes es una manera de medir la eficacia de nuestra formación. Queremos formar personas, pero personas que puedan desarrollar todo su potencial en el mundo laboral. Ya no basta el dominio de las competencias de especialidad ni que vengan con competencias de empleabilidad también. Las empresas quieren un trabajador completo.

Desde hace algunos años, hemos trabajado en el desarrollo de este trabajador completo. Los primeros avances se dieron en el Programa de Inglés y los reconocidos ESP. Este fue el primer antecedente del proceso de integración curricular en el que nos encontramos trabajando. Dentro del Convenio de Desempeño IDU 1304 (Estrategias de Flexibilidad y Armonización Curricular en un modelo educativo por competencias) se encuentra el Objetivo Específico 2 (Integración Curricular). Esta iniciativa cuenta con fondos del Banco Mundial y fue adjudicado por el Ministerio de Educación a Duoc UC a fines del año 2013.  El desafío es favorecer el desarrollo de habilidades, actitudes y conocimientos pertinentes y transferibles a diferentes contextos laborales y personales a lo largo de la vida. Consideramos que el desarrollo articulado e integrado de competencias técnicas y genéricas es fundamental para responder de manera más pertinente a lo requerido actualmente por el mundo laboral.

Una de las tareas que se ha desarrollado es un Protocolo de Integración Curricular a través del cual se busca fortalecer una oferta formativa más contextualizada y significativa, potenciando el logro de las competencias mencionadas. Esto implica un esfuerzo institucional de trabajo colaborativo sobre las herramientas de desarrollo curricular que contempla la participación de las diferentes unidades. El protocolo tiene por objetivo entregar lineamientos y metodologías para llevar a cabo el proceso de integración de competencias entre las Escuelas (E), los Programas de Formación General (PFG) y la Subdirección de Servicio a Escuelas (SDSE). En resumen, es una propuesta de trabajo tripartito, donde cada actor es fundamental y desde su calidad de experto puede aportar para que, finalmente, se promueva en nuestra institución una mejor oferta educativa para nuestros estudiantes.

Para concretarlo ha establecido tres vías:

La primera es la Contextualización en la cual los recursos de información y recursos didácticos de las asignaturas transversales se interconectan con los prototipos contextuales que caracterizan el ambiente laboral donde el estudiante se desenvolverá. La asignatura de FG debe mantener un diálogo fluido con las disciplinares, especialmente, con las que están modularizadas para acceder a una certificación.

En la vía de la Inclusión se revisan las unidades de competencia, evidencias, aprendizajes e indicadores de logro en el mapa académico de la carrera con el fin de integrar competencias básicas y/o de empleabilidad, según las competencias del perfil de egreso y los prototipos contextuales, en las asignaturas disciplinares que formen parte de esta vía.

En tanto que el Diseño Conjunto implica un trabajo mancomunado entre los Programas de la Dirección de Formación General y las Escuelas, con el fin de construir una asignatura disciplinar. A partir de la revisión del mapa académico de la carrera y de los PFG (o diccionario de competencias), esta vía contempla el diseño de unidades de competencias, evidencias, aprendizajes, indicadores de logro y evaluaciones, y las respectivas herramientas de desarrollo curricular (PIA, PDA y ET) que configuran la asignatura para así integrar competencias de especialidad, básicas y de empleabilidad.

Carlos Rubilar Camurri (Director de Formación General)

Su voto: Ninguno Media: 4 (3 votos)