Desarrollo Estudiantil en la sede Plaza Norte: Nuestro foco son los alumnos y su experiencia. Paulina Pincheira Ruiz. Subdirectora de Desarrollo Estudiantil, sede Plaza Norte de Duoc UC.

Desarrollo Estudiantil en la sede Plaza Norte: Nuestro foco son los alumnos y su experiencia. Paulina Pincheira Ruiz. Subdirectora de Desarrollo Estudiantil, sede Plaza Norte de Duoc UC.

Al cierre del 2018 e intentando realizar balance de lo ejecutado en un año caracterizado por el aprendizaje, se vislumbra con gran satisfacción que la totalidad de los objetivos planteados para el primer año de la Subdirección de Desarrollo Estudiantil de la sede Plaza Norte fueron cumplidos exitosamente.

Si bien hoy prima un sentimiento de satisfacción por el trabajo en equipo, vocación y motivación que desarrolla a diario la DDE, este no ha sido un año fácil para la comunidad estudiantil. Pese a ello, se ha logrado contener y guiar de la mejor manera a los estudiantes.

En cuanto a estrategias, el primer desafío que la institución plantea a las Subdirecciones de Desarrollo Estudiantil es lograr “el acuerdo con los estudiantes”, y un ingrediente primordial para que esto ocurra, es el despliegue de las confianzas tanto en la interacción con nuestros alumnos como al interior del equipo, fortaleciendo lazos y desarrollando vínculos al interior de las distintas unidades del punto estudiantil. Pese a que se trataba de un equipo relativamente nuevo, fue a través de alianzas y priorizando un buen ambiente laboral basado en la camaradería entre pares, que se consiguieron los distintos objetivos propuestos para período académico 2018.

Desde hace unos 4 años, Duoc UC se propuso preparar a los estudiantes nuevos con una inducción en las Sedes, llamada Semana Cero. La asistencia a la actividad, que se promueve desde el Punto de Matrículas, es voluntaria, por lo que asegurar asistencia es todo un reto. El año 2018 la Semana Cero acreditó una asistencia sobre el 80% de los estudiantes de inicio, todo un éxito gracias al esfuerzo conjunto de las direcciones de Carrera y Desarrollo Estudiantil. Luego del término de Semana Cero, y tras un levantamiento de información se pudo constatar que lo más importante son las redes de apoyo al inicio de esta etapa, por lo que el próximo año se priorizará la experiencia de nuestros estudiantes en la Sede.

Un sello distintivo del último año ha sido el protagonismo que se ha dado a la representatividad estudiantil a través de los Consejos de Carrera. Gracias a un trabajo mancomunado con las distintas unidades, la Sede alcanzó una participación de 2.206 alumnos en las distintas Carreras y jornadas solo en las elecciones.

La participación de nuestros alumnos fue constante durante el año, trabajando directamente en cada una de las actividades, permitiendo no solo lograr “el acuerdo” con diversos grupos de estudiantes, sino además atribuir o delegar responsabilidades relacionadas a su vida estudiantil. En efecto la organización de actividades hito cómo fiestas patrias, bienvenidas de alumnos, celebraciones de aniversario, entre otras fueron protagonizadas por los mismos representantes de los alumnos, siempre con el respaldo de la Subdirección de Desarrollo Estudiantil. Adicionalmente, los estudiantes participaron en diversas comisiones de trabajo, entre las cuales destacan sustentabilidad y Prevención de Alcohol y Drogas lo cual refleja el alto nivel de motivación por solucionar problemáticas que los atañen directamente a ellos. Dicho sea de paso, algunas de estas comisiones aún perpetúan su trabajo y están listas para participar en el inicio del año 2019.

En el ámbito deportivo, también se obtuvo un balance positivo. Además de contar con una alta participación de alumnos y la integración de proyectos de la Sede, se favoreció especialmente la calidad de vida de los estudiantes como parte de una filosofía de vida saludable. A través de los programas transversales, específicamente en el programa de Ética se trabajó con pausas activas y en conjunto con la Unidad de Apoyo y Bienestar Estudiantil (UABE) se realizó la feria Elijo Vivir Bien.

Desarrollo laboral, por su parte, destacó con su gestión en la Semana de la Empleabilidad, la que logró impactar a cerca de 1.000 alumnos. Adicionalmente se realizó un Seminario de Inclusión laboral en conjunto con Dirección de Personas de la Sede y UABE, la que tuvo gran impacto tanto a nivel comunal como en nuestra Sede.

En cuanto a la jornada vespertina uno de los desafíos que el equipo de la DDE se planteó abordar era lograr un estándar de servicio bajo las mismas condiciones de la jornada diurna y hacerlos partícipes y protagonistas. Esto debido a que en los distintos levantamientos de información se “auto señalaban” como marginados. Al poner el foco en el perfil vespertino destaca el alumno/trabajador, el que tiene muy poca disponibilidad de participar en actividades extracurriculares, por lo tanto, DDE buscó la manera de adaptarse a sus tiempos, tomando como primera medida un rol importante en la realización de actividades en el sábado facilitando su participación.

No solo se logró fidelización de los estudiantes, sino, que se pudieran realizar otro tipo de actividades y proyectos que fueron exitosos durante el año. Tras la validación de la Encuesta de Servicios, la percepción de nuestros estudiantes vespertinos se ha tornado muy positiva, permitiéndonos realizar actividades exclusivas con foco vespertino para mejorar calidad de vida (cine familiar, mes de la cultura).

Considerando lo antes mencionado, el trabajo del año fue reconocido a través de la Encuesta de Servicios, dónde la sede mejoró los indicadores de percepción de calidad de servicio por parte de los estudiantes, obteniendo un 8,5 punto de aumento en el área con respecto al año anterior dejando la sensación de haber realizado un buen trabajo pero, por sobre todo, una oportunidad de mejora para el año que viene.

En último lugar y a modo de conclusión, la clave del éxito de este año 2018, fue un equipo alegre y motivado con ganas de aportar desde sus fortalezas y con la humildad suficiente para apoyarse entre sí en los momentos que fuese necesario. La convicción de que la felicidad en el trabajo se traspasa a nuestros alumnos y por eso los buenos resultados que para nosotros como unidad no es el número sino la participación, alegría y cariño en lo que se hace es lo que moviliza y motiva a ser cada día mejor.

Lunes 6 de enero de 2019.

Su voto: Ninguno Media: 5 (4 votos)