Desafíos de la escuela de Informática y Telecomunicaciones para los próximos 5 años. Ximena Sibils Ramos. Directora Escuela de Informática y Telecomunicaciones de Duoc UC.

Desafíos de la escuela de Informática y Telecomunicaciones para los próximos 5 años. Ximena Sibils Ramos. Directora Escuela de Informática y Telecomunicaciones de Duoc UC.

El creciente aumento de las capacidades de almacenamiento y procesamiento, los chips cada vez más pequeños, los rápidos avances en el campo de la inteligencia artificial son solo algunos ejemplos del desarrollo actual definido a menudo como la "era de los datos".

Las tecnologías de la información y de la comunicación conocidas como TIC, están impactando en la sociedad de tal forma que se están produciendo cambios trascendentes en las tendencias y formatos que se utilizan en la manera de relacionarse tanto los individuos que la componen entre sí, como estos con las empresas y organizaciones que existen en la misma, y por este motivo hoy día se está masificando su uso e implementación por la totalidad de la industria para lograr los objetivos fundamentales definidos en su vision y misión.

Con la velocidad de desarrollo de la industria Tecnológica es indudable que en la escuela de Informática y Telecomunicaciones tenemos grandes desafíos en relación con preparar a nuestros estudiantes para un entorno que avanza tan rápido. Por lo que estamos trabajando en tres desafíos para avanzar en los próximos 5 años:

Formar para la adaptabilidad en la cambiante industria TIC.

Trabajo colaborativo plan de atracción a la industria TIC

Equidad de género en la industria TIC

FORMACIÓN PARA LA ADAPTABILIDAD

La irrupción de tecnologías emergentes en los mercados, a propósito de la transformación digital, entre ellos las tecnologías de la colaboración, Ciberseguridad, virtualización y automatización de servicios de red, Internet de las Cosas (IoT), Big Data, Machine Learning, Deep Learning, Edge Computing y Redes 5G, entre otros, ha significado un arduo trabajo curricular desde el CAPE en depurar estas fuerzas de cambio y perfilar de buena manera cómo esto significa en términos de conocimientos, destrezas técnicas y su progresión razonable desde la formación hacia el aprendizaje a lo largo de la vida. No solo por lo complejo que resulta la gran amplitud de temas que vienen aparejados, sino que además, estas definiciones cambian muy rápido en el mercado.

Luego el desafío es cómo diseñar un currículum que entregará al mercado laboral profesionales 5 o 6 años después, en circunstancia que las tecnologías aquí cambian en alguna medida cada 2 años, medida que a lo menos amerita alguna modificación curricular. La respuesta no es simple, se requirió recoger varias tendencias educacionales en TIC y sugerencias de algunas Academias importantes en el mundo, quienes teniendo un diagnóstico similar pero a nivel global, además de estudios de IDC y Gartner, recomiendan modelos curriculares “T-Shaped”; es decir, que los estudiantes estén expuestos a una gran diversidad de entornos y tecnologías, pero con al menos 1 vertical completamente desarrollado dentro del currículum, todo sobre la base de un set de competencias blandas (Soft Skills) que signifiquen capacidad de aprendizaje autónomo, colaboración y adaptabilidad. Cuando no se tiene certeza de qué nos depara el futuro, qué tipo de trabajos serán demandados y por tanto un set específico de conocimientos y habilidades para dar cuenta de esa demanda laboral futura, lo único que nos queda es prepararnos para el cambio.

Lo anterior, dispone un terreno fértil para desarrollar la oferta de Educación Continua, desde donde soportar las necesidades de aprendizaje a lo largo de la vida profesional de nuestros estudiantes. El CAPE nos permitió introducir algunas tecnologías emergentes a modo de exposición inicial desde el curriculum obligatorio, con el sentido de profundizarlas a través de especializaciones co-curriculares (ej. optativos), experiencia extracurricular (CITT) y cursos o diplomados de Educación Continua, logrando la versatilidad que las orientaciones curriculares requerían para cumplir con los requerimientos de los sectores productivos. Esta oferta de educación continua se está desarrollando a partir de verticales como Ciberseguridad, Ciencia de Datos, Virtualización de Redes, Servicios Cloud, Gestión Ágil de Proyectos, IoT y Transformación Digital.

En la escuela de Informática y Telecomunicaciones, tenemos muchas expectativas en estas actualizaciones de nuestros programas, y hemos puesto gran parte de nuestras energía en llevarlos adelante de la mejor forma posible, pues estamos convencidos que un buen diseño nos llevará a mejores condiciones de implementación y nos marca un rumbo sobre el cual desarrollar nuestra práctica educacional más pertinente a lo que nuestro país y el mundo necesita. Aquí se abre una serie de otros desafíos de implementación, que sabemos y estamos confiados de las capacidades institucionales, así como el trabajo colaborativo entre las áreas de la Institución bajo un mismo norte, principalmente en lo que significa en inducción, capacitación, acompañamiento y soporte al docente, y más grande aún, al estudiante.

Pensando en los próximos 5 años, creemos que la Implementación, tal como se describe aquí, debe ser tratado con carácter estratégico y de largo plazo, pues las transformaciones que vienen aparejadas calan hondo en la estructura, cultura y dinámicas organizacionales, así como marcarán las posibilidades de mantener y desarrollar ventajas competitivas respecto del mercado educacional nacional e internacional.

TRABAJO COLABORATIVO - PLAN DE ATRACCIÓN A LA INDUSTRIA TIC

La falta de profesionales capacitados para dar respuesta a las necesidades crecientes de la Industria TI, no es un problema unicamente en Chile, sino que se manifiesta en todo el mundo, incluso EE.UU. tiene comparativamente peores condiciones que nosotros en cuanto a brechas de capital humano TIC. Empresas multinacionales, así como empresas norteamericanas, vienen a nuestro país a reclutar talento TIC con dominio del idioma inglés.

Es por esto que Duoc UC junto a otras instituciones de educación convocamos a los principales actores de la industria para trabajar en conjunto un plan de atracción a la industria.

EQUIDAD DE GÉNERO EN LA INDUSTRIA TIC

En la escuela de Informática y Telecomunicaciones tenemos un 11% de mujeres estudiando nuestras Carreras, a nivel país este número de reduce al 8%. Al llegar al mercado laboral observamos que este número se reduce al 5%. Se requieren más mujeres en esta industria, primero porque hay falta de personas capacitadas, además son grandes consumidoras de tecnología que pueden aportar con una mirada distinta a una industria con grandes proyecciones y oportunidades para quienes están en ella. Un ámbito de desarrollo económico solo puede lograr su máximo potencial cuando existe en él una correcta diversidad de talentos, género, visiones, y edades.

La escasez de mujeres en esta industria pone en serio riesgo las expectativas de desarrollo que se tienen. Un desbalance en la diversidad de talentos, género, edades, experiencias, etc. limitan las capacidades de responder a las demandas TIC de estos mercados, en chile y en el mundo. Cada vez más, las soluciones tecnológicas se orientan a problemáticas de naturaleza compleja, y sensible a expectativas sociales, regulaciones, normativas, derechos y deberes, así como sensibles a la ciberseguridad que se logre articular para proteger debidamente a quienes interactúan. Por lo mismo, es que desde el CAPE también estamos ocupados en lograr un formación integral que permita forjar una identidad profesional que relacione estos asuntos trascendentales a la tecnología y técnicas, de tal forma de atraer a los talentos que nuestra industria requiere, y por sobre todo a las mujeres, que tienen todavía mucho más que decir al respecto.

Lunes 16 de septiembre de 2016

Su voto: Ninguno Media: 5 (2 votos)