Datos de contexto de la ESTP en el Informe Panorama de la Educación 2014, SIES

Datos de contexto de la ESTP en el Informe Panorama de la Educación 2014, SIES

A diciembre de 2014 existían 44 institutos profesionales y 58 centros de formación técnica en Chile. De los institutos observamos que 33 son autónomos, 4 se encontraban en examinación y 7 en proceso de licenciamiento. De los centros de formación técnica, 38 son autónomos, 6 en licenciamiento y 14 en supervisión. Además,  del total de los institutos solo 19 y 20 centros de formación técnica se encuentran acreditados. Respecto a su ubicación territorial, tenemos 35 IP y 33 CFT en la región metropolitana; en la quinta región 17 IP y 14 CFT y, en la octava región, 15 IP y 11 CFT. Si observamos los programas de estudios al 2014, los IP poseen 6.127 y son 4.365 los dictados por CFT (el total nacional en la educación superior son 21.546). Como resultado al 2014 tenemos que la mayoría de los programas son dictados por los IP y las universidades privadas, que sumadas presentan el 59% de la oferta de estudios en Chile. Con respecto al futuro, aumentarán los CFT estatales al aprobarse en estos días la ley que los crea. 

El crecimiento sostenido de la oferta de IP y CFT se refleja en un aumento de los programas ofrecidos. Junto a las Universidades Privadas, los Institutos Profesionales aportan la mayor parte de la oferta. Parte de la explicación de este fenómeno pudiese ser atribuido a la disposición de innovar en nuevos programas, responder y estar atentos a las necesidades de la industria o bien a la creciente necesidad de cobertura nacional. Por otra parte las Universidades del Cruch, con una mirada más tradicional, puede ser que hayan concentrado sus esfuerzos en otras áreas como la investigación y la innovación.

De la cifra total de 21.546 programas de estudios, 4 de 10 son dictados en jornada vespertina y su crecimiento en los últimos años ha duplicado a la jornada diurna. De tal modo que a fines del 2014, 11.094 se dictaban en jornada diurna y 8.795 en vespertino. Esto significa que un número significativo de estudiantes primero está ingresando al mundo laboral y de manera paralela está estudiando algún programa existente en la jornada vespertina.

La jornada vespertina se está acomodando de mejor manera a las necesidades de la actual demanda por estudios superiores. Este es un cambio significativo en el comportamiento de la demanda, que requiere ser estudiado y analizado con prolijidad. Es un hecho probado que muchos de los que hoy trabajan, están necesitando para evolucionar laboralmente, que exista este tipo de propuestas académicas y con una mayor flexibilidad de estudios.

Todo este crecimiento ha impactado la formación del cuerpo docente. Entre el 2010 y el 2014, los profesores han aumentado en un 24 %, existiendo 82.515 docentes en toda la educación superior. De este total, 35.247 son mujeres (43%) y 47.268 son hombres (57%). Los IP y CFT son fundamentalmente docentes y sin dedicación a la investigación aplicada, a diferencia de la educación universitaria que es más diversa en sus fines de docencia e investigación básica y aplicada.

El informe nos dice respecto a los docentes que “el nivel de formación del cuerpo académico de los CFT e IP alcanza mayoritariamente el nivel profesional o de licenciado (sobre el 70%) (…) En los CFT e IP el promedio de edad de los académicos bordea los 41 años” (Panorama de la Educación Superior en Chile. SIES, 2014 p.44). Respecto a su nivel de formación en los IP solo el 0,6% posee el grado de doctor; el 15,2 % el grado de magíster, el 0,8% alguna especialidad médica u odontológica, el 62,3% es profesional, el 10,5% es licenciado, el 7,0 % técnico de nivel superior, 0,5% técnico de nivel medio, 1,1% sin título. En los CFT, el 0,4% tiene el grado de doctor, el 10,5% es magíster, el 0,4%  con especialidad médica u odontológica, el 56,9% es profesional, el 16,7% es licenciado, el 9,2% es técnico de nivel superior, el 0,3% es técnico de nivel medio y el 0,5% sin título o grado.

Respecto a la dedicación laboral de los docentes, comparando a las universidades del Cruch con los CFT e IP, las cifras nos indican que en el caso del Cruch, el 39,43 % posee dedicación laboral de más de 38 horas y en el caso de IP solo el 11% y en los CFT el 8,2% están con esta dedicación horaria. En el caso de las universidades privadas solo el 17,3% posee contratos de docentes por más 38 horas. En el espacio técnico profesional, el docente IP en un 45,8 tiene contratos de menos de 11 horas y en los CFT el 50,5%. Esto prueba que en los IP y CFT la vinculación laboral con las empresas es una realidad y que las mismas instituciones aceptan, valoran  y promueven este vínculo, admitiendo que el docente que necesitan solo ejercerá como tal y que transferirá su experiencia y conocimientos específicos de la profesión que ejerce activamente en las empresas.

En relación a los docentes técnicos profesionales, parece ser necesario que Duoc UC continúe apoyando las tareas de la Unidad de Apoyo Pedagógico (UAP) y el perfeccionamiento de las competencias pedagógicas y específicas. Asimismo, es deseable fortalecer el Centro de Desarrollo Docente para aumentar su eficacia pedagógica. Dado este escenario, observamos que se abre un espacio para un trabajo conjunto con la Pontificia Universidad Católica de Chile para ofertar al país un plan de capacitación profesional de nuestros docentes y los del país, y de esta manera liderar el perfeccionamiento académico del sistema.

Por último, el informe de SIES nos advierte que existen cuatro problemas muy visibles en la educación técnica profesional y en varias universidades: los programas son escasamente flexibles, duran en términos reales más de lo nominal, no incentivan la movilidad y poseen deficiencias importantes respecto a la  pertinencia laboral de sus perfiles de egreso. También es visible el interés del Estado de modificar la estructura de la ESTP, estudiando las posibilidades de generar politécnicos o institutos tecnológicos. Debemos trabajar en las debilidades detectadas, en las fortalezas conocidas y en las posibilidades de nuevos cambios estructurales promovidos desde Mineduc para el bien de todos nuestros alumnos.

Equipo editorial Observatorio Duoc UC

Su voto: Ninguno Media: 4.8 (16 votos)